Desde el Café / Dos años de auténtico desperdicio / Bernardo Gutiérrez Parra

Con la prepotencia por delante, sabedor de que por pésimo gobernador que sea seguirá en su puesto porque su jefe dice que es honesto, Cuitláhuac García escribió en sus redes sociales: “Si el 1 de julio del 2018 la transformación no hubiera triunfado, te pregunto ¿los corruptos que nos gobernaron se hubieran cansado de robar o seguirían fregando como si no tuvieran llenadera?”

Como se puede leer su razonamiento está mal planteado y es confuso.

El gobernador da como hecho el triunfo de la 4T nomás por haber llegado al poder, cuando quien triunfó aquel 1 de julio fue Morena. Se supone que ese día arrancó la 4T pero aún no ha triunfado como lo da a entender erróneamente Cuitláhuac. Aunque es comprensible esa confusión si tomamos como base que el pobre hombre no sabe expresarse ni cuando escribe.

Por otra parte, los corruptos que nos gobernaron nunca se cansaron de robar mientras estuvieron en el poder, pero ya no gobiernan. Ahora lo hace otra caterva de sujetos amparados en el lema: “No robar, no mentir y no traicionar al pueblo” que roban, mienten y han defraudado a quienes les dieron su voto y confianza. Eso sin contar con que son unos cínicos que tampoco tienen llenadera.

“La fiscalía seguiría coludida con el crimen; no olvidemos que quien estaba al frente, hoy es prófugo de la justicia y más de 100 carpetas seguirían ‘inexplicablemente’ escondidas garantizándoles impunidad a muchos presuntos delincuentes. Era ‘vox populi’ que los gobernantes pactaban con la delincuencia organizada ¿o no? ¡Con la Cuarta Transformación se acabaron los pactos con grupos delincuenciales! ¡Por fortuna el pueblo se cansó de tanta transa!” escribió el gobernador.

Hay fundadas sospechas de que la Fiscalía sigue coludida con el crimen y un ejemplo es el parentesco que une a la Fiscal Verónica Hernández Giadáns, con su prima hermana Guadalupe Hernández Hervis, “La Jefa”, presunta integrante de una banda delictiva a la que la FGE no le ha tocado ni un pelo. Si eso no es colusión, no sé cómo se llamará.

Por otro lado, la voz popular insiste en que los actuales gobernantes siguen pactando con delincuentes. Dentro del gabinete de Cuitláhuac García hay al menos dos funcionarios señalados en ese sentido. Y en efecto, el pueblo está cansado de tanta transa, pero las transas continúan ¿O no?

El gobernador añadió en su mensaje: “Para el pueblo, para quienes lograron este gran triunfo hace dos años, el lunes 6 de julio daré un adelanto del informe que rendiré a finales de año”.

Es decir, el mensaje de hoy es para el millón 600 mil ciudadanos que votaron por él, los 6 millones 900 mil veracruzanos restantes, que se jodan.

Y a renglón seguido añadió: “Les doy una muestra pequeñita de lo que nunca hubiera sucedido si el triunfo del pueblo no llegaba ese 1 de julio del 2018. Un puente a la entrada del municipio de Texcatepec, municipio con grandes rezagos, cuyo acceso principal era de terracería con un puente derrumbado por años; la rehabilitación de una escuelita en una localidad de Zacualpilla en Zacualpan”.

¿Un pinche puente y la rehabilitación de una escuelita en 19 meses de gobierno? No, desde luego que no; hay más obra. Pero jamás se equiparará a la que realizaron en ese mismo lapso de tiempo los gobernadores corruptos, bandidos y sin llenadera que le antecedieron.

Cuitláhuac termina su mensaje haciendo un reconocimiento a las mujeres. Gracias a la 4T hay una mujer como primera Presidenta del Tribunal de Justicia, otra como primera Fiscal en la Fiscalía General del Estado, otra más como primera auditora en el Órgano de Fiscalización y también la primera Fiscal Anticorrupción.

Pero olvida tramposamente decir que fueron impuestas y que al menos tres no cumplen con el perfil para ocupar el cargo. Además de que no son autónomas; están a las órdenes del propio Cuitláhuac y de su secretario de Gobierno.

Un logro de la 4T que no menciona en su Twitter el señor gobernador es el bárbaro desempleo y el cierre de empresas. En 19 meses han cerrado en Veracruz mil empresas que han dejado sin su fuente de empleo a 50 mil trabajadores. Es decir, sólo por ese lado hay 50 mil familias en el desamparo.

Tampoco menciona los más de 3 mil millones de pesos que cayeron en subejercicio porque no supo darles uso y tuvo que devolverlos a la Federación. Ese dinero sería una bendición para los hospitales que atienden a los enfermos de Covid-19 y los desempleados. Pero ha trascendido que es la aportación generosa de la 4T veracruzana al proceso electoral de Morena en el 2021.

Y menos menciona la violencia que azota a la entidad con su cauda de asesinatos violentos, feminicidios o secuestros todos los días.

¿Qué dirá en su mensaje de hoy? Cosas bonitas de la 4T. Celebrará las migajas que ha repartido a los pobres y seguirá echándole la culpa a los de atrás por estos dos años de gobierno que han sido un auténtico desperdicio; dos años tirados a la basura.

[email protected]

Publicidad

Te recomendamos

error:
Enviar mensaje
Necesita información?
Necesita información de nuestros productos o servicios?