Alimentos que están arruinando tus riñones

  • Los riñones hacen un trabajo duro. Filtrar y excretar productos de desecho en el torrente sanguíneo es solo el comienzo.

AGENCIAS

Tus riñones también mantienen el equilibrio de líquidos del cuerpo y liberan hormonas que producen glóbulos rojos, aseguran la salud de los huesos y regulan la presión arterial.

Trabajamos mucho a nuestros riñones, tanto a sabiendas como sin saberlo, a través de la dieta, los medicamentos y las toxinas ambientales. El resultado puede ser una lucha contra el cáncer de riñón, cálculos, enfermedad renal poliquística o incluso insuficiencia renal.

Algunas tensiones en nuestros riñones no se pueden evitar, y como están diseñados para manejar toxinas, podemos confiar en que nuestros riñones son fuertes. Pero cualquier órgano puede sobrecargarse y sufrir daños.

Es posible que te sorprendas al saber cuántos alimentos pueden dañar los riñones, incluso los que parecen saludables. Asegúrate de no exagerar en consumir ninguno de los siguientes 7 alimentos.

Nueces Si eres propenso a los cálculos renales, las nueces no son un buen refrigerio. Contienen una categoría de mineral llamada oxalatos, que se encuentra en el tipo más común de cálculo renal. Si has tenido piedras en el pasado, lo mejor será evitar las nueces por completo.

Para las personas sanas, es importante conocer tu ingesta de alimentos que contienen oxalato, como espinacas, remolachas, papas fritas, papitas y hojuelas de salvado.

Aguacates ¡No los aguacates! Estas frutas verdes cremosas y deliciosas son las que nos enseñaron que comer grasa está bien. Sin embargo, los aguacates también vienen con una alta dosis de potasio, que controla los líquidos, el equilibrio de electrolitos y el nivel de pH.

Los riñones dependen del equilibrio correcto de potasio y sodio para hacer su trabajo correctamente; demasiado de cualquiera de los dos puede crear problemas.

La cafeína sto es difícil si dependes de tu taza de café o té en la mañana para comenzar cada día. Los refrescos y las bebidas energéticas son igualmente peligrosas si ya tienes problemas con tus riñones. Los estudios demuestran que el consumo de cafeína a largo plazo puede empeorar la enfermedad renal crónica y puede aumentar el riesgo de cálculos renales.

La cafeína es un diurético suave, que afecta la capacidad de los riñones para absorber agua. En cantidades razonables, esto no debería impedir que tus riñones accedan a suficiente agua para hacer su trabajo, pero en exceso puede ser un problema.

Productos lácteos Los productos lácteos, como la leche, el queso y el yogur, están cargados de calcio y aumentan el nivel de calcio en tu orina. Esto se ha relacionado con un mayor riesgo de cálculos renales.

Para las personas que ya tienen enfermedad renal, se ha revelado que reducir el consumo de productos lácteos hace que el trabajo de filtrado realizado por los riñones sea más fácil para ellos. Esto puede retrasar la necesidad de diálisis.

Sal El sodio funciona en combinación con el potasio para mantener el equilibrio de líquidos en tu cuerpo, lo cual es crucial para el buen funcionamiento de los riñones. Pero la mayoría de nosotros consumimos demasiado sodio en nuestras dietas, incluso antes de poner sal en la mesa. Los productos procesados ​​contienen mucha sal, más de lo que incluso te podrías imaginar.

Demasiado sodio hace que los riñones retengan agua para diluir la sal en el torrente sanguíneo, lo que supone una carga excesiva para ellos.

Carne La carne contiene una cantidad significativa de proteína. Ahora, la proteína es muy importante para los procesos de crecimiento y la salud de nuestros músculos, pero su metabolización es uno de los trabajos más difíciles que hacen nuestros riñones.

Una dieta alta en proteínas de origen animal también aumenta el riesgo de cálculos renales. Por esas razones, no se recomienda una dieta alta en proteínas para las personas con enfermedad renal.

Edulcorantes artificiales Si estás confiando en los edulcorantes artificiales en un esfuerzo por reducir tu consumo de azúcar, en realidad no estás haciéndole ningún favor a tu cuerpo.

Si bien las opiniones sobre la seguridad general de estos sustitutos del azúcar son variadas, sabemos que solo dos refrescos de dieta por día causarán una disminución en la función renal.

Información tomada de: http://hhdresearch.org/sintomas-sutiles-prediabetes/?utm_source=notmusa-tvnotas&utm_medium=taboola&utm_campaign=461_hdd_prediabetes_sp&utm_content=2879558993

Publicidad

Te recomendamos

error:
Enviar mensaje
Necesita información?
Necesita información de nuestros productos o servicios?