Fabrica De Jugos Botó Millones De Cascaras De Naranja Sobre Zona Deforestada

Hace años en el país de Costa Rica, varios ecologistas tuvieron una “rara idea” de hacer crecer un bosque con desperdicios biodegradables de una empresa dedicada a la elaboración de zumos, pero ellos nunca imaginaron el magno resultado que esto daría.

Los dueños de esta gran idea fueron los ecologistas Daniel Janzen y Winnie Hallwachs ellos levaban un tiempo pensando la idea hasta decidieron proponersela a los dueños de una gran empresa de jugos. Acordaron que fuera la empresa la encargada de otorgar los desechos de naranja y un terreno deforestado para poder arrojar ahí las cascaras.

Dicha empresa accedió a todos los pedidos de los ecologistas y otorgó el terreno junto con los desechos. El proyecto dio inicio en el año 1997 en un terreno sin arboles y limpio.

Casi un año después del inicio del proyecto, más de 12.000 toneladas de de cascaras llegaron al sitio.

Al quedar inundado de cascaras de naranja, este terreno fue abandonado por más de 10 años. Tanto así, que para poder ubicar el terreno, los ecologistas colocaron un cartel grande y amarillo para poder distinguirlo fácilmente.

Cuando decidieron volver al lugar después de 16 años, no lo podían creer, el panorama era muy distinto a lo que ellos conocían.

¿Qué ocurrió? Que el diluvio de residuos orgánicos ricos en nutrientes tuvo un efecto casi instantáneo sobre la fertilidad de la tierra. Según ha explicado Timothy Treuer, de la Universidad de Princeton:

En unos seis meses, las cáscaras de naranja se habían convertido en este espeso suelo franco arcilloso.

La diferencia ente los terrenos era abismal, todo lucía distinto, la Tierra hizo de las suyas y creció tanto que los ecologistas se quedaron muy confusos.

“La vegetación en el lugar era increíble, podría observarse un suelo más sano, árboles enormes y fuertes, además de diferentes especies y todo gracias a los desechos que todo mundo pensaba no servía de nada, pero más de una década después, los resultados eran para no creerse”, dice Janzen.

Esto sin duda nos muestra como la naturaleza es capaz de regenerarse con solo una pequeña ayuda.

Fuentes: https://lavozdeldespertar.com/?p=1118&fbclid=IwAR0kUhXNirT0m-YvLVYV3Y7fv1TNkTLe_lNbyvvZ-kaLThJ2BIX9JoQXDKY

error: